EN  |  ES
Enfermedad por reflujo gastroesofágico: síntomas, causas, diagnóstico, tratamiento.

Enfermedad por reflujo gastroesofágico: síntomas, causas, diagnóstico, tratamiento.

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) es un trastorno digestivo crónico que afecta al esfínter esofágico inferior (EEI), una válvula muscular que conecta el esófago con el estómago. La ERGE está causada por un debilitamiento del músculo, lo que permite que el ácido y la bilis vuelvan al esófago, causando irritación, inflamación e incluso daños en el esófago. El síntoma más frecuente de la ERGE es el ardor de estómago, aunque otros síntomas pueden ser dolor torácico, dificultad para tragar, regurgitación y sabor agrio en la boca.



Signos y síntomas

El síntoma más frecuente de la ERGE es una sensación de ardor en el pecho, conocida como pirosis. Otros síntomas pueden ser dolor torácico, sabor agrio en la boca, dificultad para tragar y regurgitación. La ERGE también puede causar otros síntomas menos frecuentes, como mal aliento, dolor de garganta, ronquera, tos y sensación de nudo en la garganta.

Causas

La ERGE está causada por un debilitamiento del músculo del esfínter esofágico inferior (EEI), que normalmente actúa como válvula para mantener el ácido del estómago y la bilis fuera del esófago. Cuando el EEI se debilita o relaja, permite que el ácido y la bilis vuelvan al esófago, provocando irritación e inflamación.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer ERGE son la obesidad, el embarazo, el tabaquismo, ciertos medicamentos y una hernia de hiato.

Prevención

Hay algunos cambios en el estilo de vida que pueden ayudar a reducir los síntomas de la ERGE, como evitar ciertos alimentos (como los ácidos y los picantes), evitar el alcohol y evitar fumar. Hacer comidas más pequeñas y evitar tumbarse después de comer también puede ayudar a reducir los síntomas.

Diagnóstico

La ERGE suele diagnosticarse mediante una exploración física y la historia clínica. El médico también puede solicitar pruebas, como una endoscopia digestiva alta o una deglución de bario, para confirmar el diagnóstico.

Tratamiento

El tratamiento de la ERGE suele implicar cambios en el estilo de vida, como evitar ciertos alimentos, perder peso, evitar acostarse después de comer y dejar de fumar. También pueden recetarse medicamentos, como antiácidos, bloqueantes de la histamina-2 e inhibidores de la bomba de protones, para reducir la cantidad de ácido en el estómago. En los casos graves puede recomendarse la cirugía.

Superación y apoyo

Vivir con ERGE puede ser difícil, pero hay estrategias que pueden ayudar. Encontrar apoyo en la familia, los amigos y otras personas con ERGE puede ser útil. Comer menos y evitar ciertos alimentos también puede ayudar a reducir los síntomas.

Complicaciones

Aunque la ERGE no suele ser una enfermedad grave, existen algunas complicaciones potenciales. Si no se trata, la ERGE puede provocar daños en el esófago, como cicatrices o estrechamiento del esófago. Esto puede provocar dificultades para tragar e incluso requerir cirugía.

Vivir con ERGE

Vivir con ERGE puede ser difícil, pero hay formas de controlarla. Encontrar apoyo, cambiar el estilo de vida y evitar ciertos alimentos pueden ayudar a reducir los síntomas. Es importante que hable con su médico si le preocupan sus síntomas.